Si no hay stock de lo que buscas no dudes en consultarnos

$1.500

12 cuotas sin interés de $125
5% de descuento pagando con Transferencia bancaria Ver medios de pago
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $3.500
Entregas para el CP: Cambiar CP
Envío gratis superando los $3.500
Nuestro local
  • Rey EstebanCullen 5116 Local 6 - Villa Urquiza - Atencíón de Lun. a Vie. de 10 a 13 y de 15 a 19 hs. - Sábados de 10 a 13 hs.
    Gratis
Descripción

"Un libro 100% testimonial, en el que María nos cuenta su propia historia, y la de otros nueve hijos de desaparecidos en la dictadura. Historias de infancias quebradas por la muerte y la desaparición, atravesadas por la crueldad. Respetando el testimonio de cada uno de ellos, tal cual se lo brindaron, María vuelca a las páginas el relato, reflejando su dolor, la inocencia de la mirada, inocencia perdida, la ausencia, la memoria. Historieta, ilustración, texto, las herramientas de las que se vale para dar cuenta de lo que les pasó, y nos pasó como sociedad. Un libro necesario, una contribución a la construcción de la memoria colectiva".

La niña de comunista y el niño guerrillero fue becada por el Fondo Nacional de las Artes. Beca Creación 2018.

"Todo lo relatado en esta historieta es no ficción. Son hechos reales, testimoniales, tanto las historias de compañeras y compañeros, como mi propia historia. No modifiqué ni se "corrigió" de ningún modo la palabra, la voz de ellas y ellos. Solo les conté a cada uno/a la consigna: "contame tu infancia". Y los escuché. Casi todas/os primeramente me dijeron que no tenían infancia o que no tuvieron infancia". María Giuffra.

"La niña comunista cuenta la historia de diez infancias nacidas, criadas, exiliadas, durante la última dictadura militar argentina. Atravesaron el asesinato, la desaparición y el exterminio del terrorismo de Estado. Niñas y niños hijxs de militantes populares que fueron estigmatizadxs, discriminadxs, perseguidxs, exiliadxs, y en muchos casos torturadxs y asesinadxs. Este libro intenta ser un aporte a la construcción de la memoria colectiva de nuestro país, rindiendo homenaje a la lucha de tantas personas que creían y necesitaban vivir en una sociedad más justa. Inenta ser también un recordatorio de que aún faltan personas que fueron desaparecidas y cuyos cuerpos nunca fueron entregados a sus familias. Y lo que es peor, faltan personas vivas que fueron robadas de bebés, hermanas y hermanos que no saben su verdadera historia, ni su verdadero nombre, ni su identidad!.